Por qué necesitamos el Anglicanismo de la Reforma

¿Por qué nos debería importar la Reforma Inglesa?

Los dos desafíos más grandes del cristianismo en Occidente son (1) La creciente falta de autoridad bíblica en la iglesia, y (2) la falta de vidas transformadas entre quienes asisten a la iglesia. Estos mismos asuntos desafiaron a los cristianos ingleses en el siglo dieciséis. La iglesia católica medieval había descartado la oferta de perdón gratuito del evangelio, enseñando en vez de esto su propio sistema de reglas para que una persona, en la práctica, tuviera que ganarse el perdón, aún si una persona necesitaba desesperadamente la ayuda de Dios para cumplir esa tarea. Sin embargo, al mismo tiempo, tantas personas estaban fracasando en llevar las vidas santas que requiere la salvación (especialmente el clero y aquellos en órdenes religiosas) que la misma fe cristiana estaba siendo diariamente desacreditada.

Los Reformadores Ingleses confrontaron ambos asuntos de frente, porque se dieron cuenta de que ambos estaban intrínsecamente enlazados. La enseñanza anti-bíblica de la iglesia medieval había llevado a los cristianos a llevar vidas hipócritas. Sólo amar más a Dios les daría a las personas el poder para decirle no al pecado, pero sólo la predicación del amor incondicional de Dios dado a conocer en la salvación podía dar a luz ese tipo de amor transformador en las personas. Al enseñarle a la gente que tenían que ganarse el amor de Dios     siendo suficientemente buenos, la iglesia católica medieval dejó, en la práctica, a la gente sin acceso a la única fuente que podía cambiarlos de adentro hacia afuera. Los Reformadores, sin embargo, recobraron la enseñanza de Pablo referente a la justificación; que Dios justifica al impío (Romanos 4.5) por medio de la fe en la promesa de perdón incondicional a causa de la cruz de Cristo. Los reformadores ingleses enseñaron la justificación por fe porque sólo la gratitud causada por el regalo gratuito de la salvación puede dar a luz un amor por Dios y por una vida piadosa en los cristianos.

Hoy, el mensaje del Cristianismo Occidental puede a menudo sonar muy similar a la enseñanza católica medieval, es decir que la gente tiene que trabajar muy duro para probar que son suficientemente buenos para que Dios los ame.  Es verdad que liberales y conservadores están en desacuerdo en cuanto a qué significa “ser suficientemente buenos” . Los conservadores tienden a enfatizar la moralidad personal; como la importancia de la pureza sexual y la actividad evangelística, mientras que a los progresistas les gusta enfatizar la importancia del trabajo en justicia social y vivir un estilo de vida medio-ambientalmente consciente. Los predicadores de la prosperidad toman una tercera dirección. Ellos simplemente le dicen a la gente que ser “suficientemente positivo” es lo que se requiere para recibir la bendición de Dios. Sin embargo, a pesar de todas sus diferencias, estos grupos de cristianos normalmente aún usan los servicios dominicales para gruñirle a la gente cómo necesitan superarse para llegar a ser lo que Dios espera de ellos.

Dado que tanto de la predicación cristiana occidental ha terminado por sonar muy parecida a la iglesia católica medieval, el entendimiento bíblico de la Reforma Inglesa es justo lo que nosotros, cristianos en el occidente, necesitamos oír de nuevo hoy.

¿Quién fue Thomas Cranmer?

Thomas Cranmer (1489–1556) fue el principal Reformador Inglés. Como primer arzobispo protestante de Canterbury, fue responsable de aplicar la perspectiva de los reformadores de Europa continental a la situación de su propio país. Primero trabajó con Enrique VIII para traer la autoridad bíblica a la Iglesia de Inglaterra. Durante el tiempo de Cranmer bajo el reinado de Enrique, la Iglesia Inglesa rechazó la autoridad del papa en Inglaterra (1534), los monasterios (donde gente religiosa intentaba ganarse la salvación por medio de buenas obras) fueron clausurados entre 1536–1540, se dispusieron Biblias traducidas al inglés en cada iglesia para que el público pudiera leerlas en 1538 (aún a pesar de que las Biblias en Inglés habían estado prohibidas en el país por más de cien años), y la práctica de confesarse a un sacerdote dejó de enseñarse como necesaria para salvación (1539). A pesar de estos avances bíblicos, Enrique nunca aceptó la enseñanza clave del protestantismo; que la salvación era un regalo gratuito.

Cranmer tuvo que esperar hasta la muerte de Enrique en 1547 y el ascenso al trono de su hijo de nueve años antes de poder implementar una Reforma teológica completa en la Iglesia de Inglaterra. En seis años y medio, Cranmer desarrolló un plan de acción para una Iglesia Inglesa protestante:
Escribió una serie de sermones que se debían predicar periódicamente, y que enseñaban el enfoque de la Reforma de gracia y gratitud para la vida cristiana (1547). Entonces diseñó un plan para orar la Biblia en los servicios, por medio de dos libros de oración cada vez más reformados (1549 and 1552). Finalmente, escribió el entendimiento bíblico de la Reforma en una serie de Artículos de la Religión para que las futuras generaciones conocieran el ADN espiritual de la Iglesia Protestante de Inglaterra.

¿Qué tienen que ver la Reforma Inglesa y Thomas Cranmer con el Anglicanismo de la Reforma?

Cranmer y sus compañeros reformadores ingleses crearon una iglesia bíblica en continuidad con las verdades universales de los cristianos primitivos, pero que también fue relevante a las necesidades espirituales específicas de su generación. Los Anglicanos Reformados son los herederos de esta gran tradición de proclamar el amor incondicional de Dios por los pecadores, de manera que ellos puedan comenzar a aprender a amar a Dios y a otros tal como han sido incondicionalmente amados en la cruz de Cristo.
Si quieres saber más acerca de este ADN espiritual del Anglicanismo de la Reforma, échale un vistazo a esta nueva colección de ensayos que explica sus orígenes, enseñanzas y relevancia para la iglesia de hoy.

Este artículo fue originalmente escrito por Ashley Null, publicado en inglés en el blog de Crossway. Ha sido traducido y adaptado al castellano por Diego Pacheco.

Ashley Null (PhD, Cambridge University; MDiv and STM, Yale University) es un presbítero Anglicano, orador, erudito, y autor de “La Doctrina del Arrepentimiento de Thomas Cranmer”. Él sirve como el canónigo teológico para la diócesis de Kansas occidental, asesor teológico para la Diócesis de ACNA (Iglesia Anglicana de Norte América) de las Carolinas, y el canónigo teológico de la Diócesis Anglicana de Egipto. Su investigación ha recibido premios de Fulbright, Guggenheim, National Endowment for the Humanities, y German Research Council.

Advertisements

Agregar un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Cambiar )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Cambiar )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Cambiar )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Cambiar )

Connecting to %s